La capital alemana tiene una larga y dilatada historia hebrea.

BERLÍN, ALEMANIA. Hay noticias de la presencia de los judíos en tierras alemanas desde la época romana hasta el siglo XI, en que tuvieron una vida relativamente tranquila y con escasos episodios de antisemitismo. Los judíos de Alemania eran artesanos, agricultores, comerciantes y, más avanzada la historia, también se convirtieron en prestamistas, debido a que a los cristianos se les prohibía esta profesión. Este periodo de la historia es considerado la “edad de oro” del judaísmo alemán y a partir del siglo XI se comenzaron a abrir las primeras ieshivas en  Maguncia, Berlín y Worms. 

Entre 1950 y 1990, la población hebrea en Alemania osciló entre los 30 y 35 mil judíos, empezándose un crecimiento en el censo a partir de la caída del Muro de Berlín y el colapso del sistema comunista (1989), en que la población se duplica en 1995 y triplica en el año 2002, en que alcanza los 100 mil miembros. En la actualidad, según datos oficiales, viven unos 120 mil judíos, muchos de ellos procedentes del extinto bloque socialista o de la difunta Unión Soviética. Oficialmente, se habla de que los judíos censados en Berlín sobrepasan los 12 mil, aunque extraoficialmente se considera que entre los censados y no censados la cifra podría llegar hasta los 50 mil, una cifra que, personalmente, considero algo irreal. Estos son los lugares que todavía nos señalan la rica presencia hebrea de lo que fue Berlín y de lo que intenta ser ahora tras esta súbita “resurrección”. (Aurora Israel).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *